La realidad y la ficción

Quería hacer una entrada breve hoy. Una amiga que leyó el blog me comentó que el papel de cocina con el que yo estaba tan… contenta, le recordaba mucho a algo que salía en un capítulo de Los Simpsons . Resulta que en ese episodio, Marge compra un papel de cocina nuevo, cuyo logo es un fornido leñador llamado Burly, y acaba fantaseando con él. ¿Os suena? ¡Pues sí, es una parodia de la misma marcaque comentaba en la entrada anterior!

Imagen de Los Simpsons

Tengo claras dos cosas:

  1. Soy el público objetivo de este producto.
  2. Sabía que iba a ver cosas similares a Los Simpsons en Estados Unidos, pero no imaginaba que tanto. Sea como sea, estoy tremendamente orgullosa de sentirme identificada con Marge. 😊

Nuevas marcas

Cuando te cambias de país, hay muchas cosas que tienes que cambiar. Entre ellas, las marcas que estás acostumbrada a comprar. Es verdad que algunas siguen estando ahí, pero ¿cómo elegir de entre toda la oferta de detergentes si no te suena la marca de ninguno y hay estanterías llenas de ellos? Yo tengo varios métodos.

Método de buscar marcas similares a las conocidas.

Hay veces que las marcas cambian su nombre en los diferentes países, pero en el fondo son el mismo producto. Muchas veces las puedes reconocer por las cajas o por el logotipo, que son muy parecidos. Fácil es el caso de Don Limpio, que es exactamente igual pero aquí se llama Mr. Clean (¡No se llama Mr. Proper!). Otro ejemplo es el caso de las compresas Ausonia, que aquí se llaman Always. Nada que ver el nombre o la apariencia, pero son lo mismo.

Método de ensayo y error.

Está claro: hay que probar. Y muchas veces se acertará enseguida, como cuando elegimos nuestras sábanas y toallas. Las compramos rápido porque las necesitábamos con urgencia, y son de una calidad estupenda. Pero, por ejemplo, con el gel de ducha tuvimos que probar unos cuantos para encontrar uno que nos gustase a ambos. Que por cierto, se llama Softsoap y se inventó en New York. Con la comida, siempre es más fácil (y divertido) probar, y siguiendo este patrón, creo que habremos probado una veintena de cafés de cápsulas distintos…

Método de las reviews.

Hay veces que el ensayo y error no funcionan. Eso fue lo que nos pasaba con el papel higiénico. Comprábamos los paquetes más pequeños para probar, pero no había ninguno que nos convenciera, y nos sentíamos que estábamos perdiendo el tiempo. Así que usamos internet para buscar reviews y rankings de los mejores papeles higiénicos. Sí, existen. Hay rankings para todo: papeles higiénicos, pizzas congeladas, colchones, cafeteras, limpiadores, salsas… Nos funcionó y ahora estamos muy contentos.

Método del antojo.

Y sí, a veces una símplemente compra porque ve algo y… tiene que comprarlo.

Por si cabía alguna duda, lo he comprado única y exclusivamente por el leñador. Y por su mandíbula.

¡Y lo mejor es que absorbe genial! 😍